top of page
  • Foto del escritorEduardo Cot Ajú

EL LIBRERO GUSTAVO ARDIANO TIENE UNA GRAN PASIÓN POR LOS LIBROS

Gustavo Ardiano Fuentes, apenas tenía 14 años, cuando vino a la ciudad capital, a trabajar en un taller de mecánica industrial, después tuvo la oportunidad de trabajar en una librería de libros usados, donde aprendió el trabajo, y luego fundó su propio negocio de libros, llamado Librería Marquense, y desde entonces, ha formado parte de la Feria Municipal del Libro.



Gustavo Ardiano, dejó su querido pueblo San Marcos, y vino a la ciudad capital en 1974, cuando apenas tenía 14 años, convencido de lograr sus metas y cumplir sus sueños de una superación económico e intelectual, su primer trabajo fue en un taller de mecánica industrial, que gracias a su padre quien lo recomendó al señor Barrios, dueño del taller, quien lo llevó a vivir a su casa, y luego lo asesoró para adaptarse a la vida en la ciudad.


Ardiano, ya llevaba siete años de  trabajar en el taller, cuando conoció al señor Francisco Lou, que era el dueño de Librería Comercial, quien llegaba con frecuencia al taller, y sin saber que era el dueño del inmueble, y después de platicar con él, le dio la oportunidad de trabajar en su negocio de libros usados; el señor Lou,  aparte de la oportunidad que le brindó de trabajar, lo apoyó para que estudiara, y por lo mismo, Ardiano con mucho esfuerzo y dedicación, se graduó de perito contador, en el Instituto de Ciencias Comerciales, además, cuando Ardiano se casó, el señor Lou, tuvo la gentileza de representar en la pedida de mano de su esposa. Después el señor Lou falleció en un accidente, donde Ardiano lamentó mucho lo que le sucedió a su maestro.



Después de trabajar un tiempo con el señor Lou, Ardiano agradeció y se despidió de su maestro, y fundó su propio negocio de libros, llamado Librería Marquese, que está ubicado en la 8 avenida y 18 calle de la zona 1, del Centro Histórico de la ciudad capital, que ya lleva más de 40 años de existencia.


Ardiano, después de fundar la librería Marquense, y en el año 1979, formó parte de la feria Municipal del Libro, y que, en aquel entonces, la feria fue dedicada al connotable escritor Rafael Arévalo Martínez, el autor del libro, “El Hombre que Parecía un Caballo”; donde participaron librerías que ahora ya no existen, como: Librería Proa, El Tecolote, Altamira, Pelayo, Platón y Acrópolis, que prácticamente esas librerías fueron las fundadoras de la Feria Municipal del Libro.




Según Ardiano, la primera feria fue organizada por el recordado alcalde municipal en aquel entonces, Manuel Colom Argueta, que se llevó a cabo en los corredores de la Municipalidad, delegando a la Comisión de Educación, dirigido por el señor Enrique Noriega, posteriormente se trasladó a la Plaza de la Constitución, donde ingresaron otras librerías, como: Librería San José, Renacer, El Peregrino, Ciencia y cultura, entre otras.



Con el tiempo, Ardiano formó parte de la junta directiva del Comité de Feria Municipal del Libro, entre los años de 1990 a 2000, y que también presidió varios años el comité de la Feria Municipal del libro, posteriormente se organizaron los libreros, quienes actualmente son reconocidos como Asociación de Libreros de Guatemala (ASLIGUA), quienes organizan la Feria Municipal del Libro, junto con la Municipalidad de Guatemala.


Ardiano se siente satisfecho de celebrar y de participar en la 52 Feria Municipal del Libro, aunque los años para él han pasado como si nada, pero la salud se ha deteriorado, por lo mismo, ya no tiene la misma energía, y aun así, sigue con entusiasmo de trabajar en los libros y de formar parte de la Asociación de Libreros (ASLIGUA) y de la Feria Municipal del Libro en Guatemala.

124 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page